El AOVE aporta polifenoles y antioxidantes naturales aumentando la cantidad de células que participan en el proceso defensivo de nuestro cuerpo aportando una mayor resistencia ante agentes patógenos externos.

Una buena alimentación puede ayudar a mejorar el sistema inmunológico para poder defenderse de los distintos virus y disponer de un metabolismo fuerta para luchar contra infecciones en general.

Es un buen momento para que los consumidores se cuiden con la Dieta Mediterránea y sobre todo con Aceite de Oliva Virgen Extra.